RadioCamba.com - Multimedia de prensa.
Cooperativas Diversas Emprecruz Institucional Noticias

Servicios de COTAS R.L. caen en la más profunda mediocridad de sus 63 años de vida

Todo indica que hay un siniestro plan interno para liquidar la cooperativa con presunta complicidad de los Consejos y los ejecutivos.

El área técnica se da el lujo de hacer lo que quiera, cuando y como les da la gana, sin importar el grave perjuicio que sufre el usuario y la ATT, parece desentenderse de los ODECOS, que no son respondidos oportuna, eficaz y eficientemente.

Santa Cruz de la Sierra, Bolivia – octubre/2023.- Atender un reclamo de servicio y un ODECO en telefonía fija, tarda casi 6 meses (insistiendo); un reclamo por corte de internet fibra óptica, mínimo 7 días; operadores se niegan a recibir ODECOS; discriminan para atender a los clientes con cuentas domésticas y dan preferencia total a cuentas empresariales “con NIT”; hay notoria división entre el área comercial y el área técnica y estos últimos hacen lo que quieren, pagar en cajas del sistema financiero sus servicios es una gran suerte si COTAS R.L. tiene sistema; Etc. son algunas de las gravísimas fallas en la calidad del servicio de la otrora gloriosa y muy eficiente cooperativa Cruceña; lo peor, es que el socio y el usuario está en completa indefensión, librado de la mano de Dios porque la ATT parece desentenderse de todo esto y los ODECOS.

Con el corazón en la mano:

Esperando aportar en un cambio real de actitud y la calidad de servicio, en mi condición de cooperativista de corazón y por convicción, de fundador del Comité de Defensa de los Socios de COTAS, me siento profundamente abrumado al tener que ilustrar a través de esta nota, la más triste experiencia de la más que pésima calidad del servicio en la que ha caído nuestra Cooperativa de Telecomunicaciones Santa Cruz (COTAS R.L.); pues, después de haber puesto en peligro y grave riesgo mi integridad física, mi economía y la de mi familia, para defender nuestra cooperativa y quitársela de las garras de gente que presuntamente abusó de su mandato para beneficiarse personalmente de la buena salud económica de nuestra institución; ahora resulta que precisamente, debido a otra gente presuntamente inescrupulosa y corrupta al extremo, nuestra cooperativa no solo fue vejada y abusada para enriquecer a otros actores que mandan en la institución; sino, que también al parecer, sistemáticamente la van asesinando aparentemente con el fin de exterminarla haciendo caer la calidad de sus servicios al nivel más bajo de su historia de 63 años brindando servicios a los Cruceños, llegando incluso a superar en su extrema pésima calidad de servicio técnico a la telecomunicadora estatal; la cual, pensaba y estaba absolutamente convencido que nadie podía tener un peor servicio y de otra índole.

Las más lamentables experiencias de la decadencia total en la calidad de los servicios de COTAS R.L.:

Lamentablemente, mis últimas experiencias con el pésimo, paupérrimo, mediocre, denigrante, patético e indignante servicio de COTAS R.L., no me dejan otra salida que denunciar públicamente lo que ya es de conocimiento de la mayoría de la gente que tristemente a sido víctima de la misma penosa situación, de que al ver que su servicio está funcionando en las más malas condiciones de los 63 años de nuestra cooperativa y que al hacer los reclamos necesarios, se encuentra con una dura pared de “no importismo brutal y absoluto” de quienes atienden los reclamos por fallas técnicas y por ello, el usuario no encuentran la pronta y merecida atención y solución a sus problemas, tal como históricamente sucedía antes, calidad de servicios que la hacía merecedora de elogios, aplausos, envidia, guerra sucia, ataques de la competencia y de los gobiernos centralistas.

Algunos ejemplos del pésimo servicio de atención al consumidor y servicio técnico de la que he sido víctima:

Un ejemplo de esto que menciono, es mi reclamo realizado aproximadamente en marzo del 2023 sobre la falta de servicio en uno de mis teléfonos fijos que opera como línea directa de nuestro estudio de prensa (RadioCamba.com – Multimedia de Prensa); ese reclamo técnico, fue acompañado por un ODECO; el cual, en un mes no obtuvo respuesta, al punto que se tuvo que realizar otra llamada para reclamar y solicitar que se registre otro ODECO por la falta de respuesta al anterior; sin embargo; al operador “no le dio la gana de registrarlo”, aduciendo que en ese momento el sistema no le permitía pero que luego lo redactaría y me enviaría el mismo al número respectivo del reclamo; cuando le refuté esa situación anómala, me colgó la llamada y jamás envió dicha información; 4 a 5 meses después de un silencio sepulcral al respecto, tuve problemas con mi internet de fibra óptica, llamé y me dijeron que pasarían al área técnica el reclamo a lo que le pregunté cuanto tiempo tardarían en atender y solo me dijeron ambiguamente “lo más pronto posible”, insistí en que me dé tiempo por si no sería 5 o 6 meses como el problema de mi teléfono fijo que no lo habían solucionado hasta esa fecha y ahí recién me informaron que perdí mi línea porque se robaron los cables (casi 6 meses después y pagando por un servicio que no recibía Bs. 66 mes) y recen me ofrecieron la solución de migrar a nueva tecnología que se solucionó en un par de días después, enviándome un pequeño teléfono análogo con la línea convertida en celular (tipazo), pero la reparación de mi internet fueron más de 5 días después, el servicio solo apareció nuevamente, pero nadie se puso en contacto para informar nada; 8 días después me llama un técnico para ver que problema tenía con mi internet, se hace presente en mi domicilio para decirme que todo estaba bien y que el problema solo era de cómo estaba enrrollado el excedente de fibra óptica en mi estudio, algo que hacía años estaba en esas condiciones y jamás habría dado ningún tipo de problemas.

Es así, que he tenido una serie de problemas para resolver las fallas técnicas recurrentes con los servicios de COTAS R.L., entre la que está la más reciente sucedida el miércoles 11 de octubre a las 10:20 Hrs. aproximadamente, en donde me encontraba transmitiendo el programa radial Abriendo Tranqueras y se me corta el servicio de internet sin más ni más, llamo a COTAS R.L. y la operadora me afirma que lo más pronto posible atenderán mi reclamo, ante esta respuesta otra vez más que ambigua, le exijo insistentemente que me dé el tiempo, si será unas horas, unos días, semanas o meses como sucedió con mi teléfono fijo, a lo que por fin me respondió que “una falla en internet de fibra óptica, la atención podría durar mínimo 7 días”, algo que en lo personal me pareció una aberración y el extremo de la negligencia; sin embargo, esperé todo el día (por si acaso) y nadie de COTAS R.L. me contactó para nada al respecto, al otro día llamo dos veces y les pido a los operadores que atiendan mi reclamo técnico, explicándole que como medio de prensa estábamos en extremo perjudicados, todos los que me contestaron y me prometieron que enviarían un correo al área técnica para solicitar prontitud a la solución de la falla; sin embargo, uno de ellos me aclaró que “no me atendían rápido porque la mía era una cuenta doméstica y no empresarial”, afirmándome con ello, de que COTAS R.L. discrimina a sus usuarios y clientes en la atención a los reclamos del servicio; ante esto, “aclaro que el servicio de internet fibra óptica que tengo contratado está clasificado o categorizado como empresarial”, pero que según ese operador del Call Center, mi servicio no tenía NIT, algo que también aclaro que es así porque COTAS R.L. pone todo tipo de trabas y ridículos obstáculos para no registrar un NIT, algo que lo intenté en tres ocasiones infructuosamente.

Y la patética historia sigue, pero sin esperanza de solución alguna:

Siguiendo con la patética historia de esta penosa situación; 48 Hrs. después, buscando entre diversos contactos, pude encontrar a uno de los Jefes del área comercial, quien me atendió muy bien y tuvo la gentileza de designarme un “ejecutivo de cuentas” para que vea “mi caso” y me pidió que me contacte con él al número de su móvil que me brindó muy gentilmente y que nunca contestó, a las 16:30 Hrs. volví a insistir y por fin conseguí que me conteste, únicamente para que me diga, “señor, ya no puedo atenderlo porque trabajo solo hasta las 4” y me colgó porque según el, estaba conduciendo su vehículo, a pesar de ello y porque seguí llamado insistentemente o enviando mensajes de WhatsApp al voluntarioso jefe del área comercial; al mediodía del viernes 13 de octubre, se hace presente en mi domicilio el mismo  técnico que ya semanas antes me había atendido, a quien con confianza le doy acceso a mi estudio, pone un dispositivo a la fibra y exclama “ahora me tocó bailar con la más fea” y me explica que según su dispositivo, había un corte de la fibra aproximadamente 360 metros de distancia, sale de mi domicilio un rato y luego vuelve para informarme que no le correspondía a él solucionar esa falla técnica, que correspondía a los de redes y que ya había reportado la falla para que lo reparen probablemente en el transcurso del día o el sábado, algo que nunca sucedió y me encontré nuevamente con el silencio sepulcral de COTAS R.L. con respecto a cuándo lo solucionarían. El lunes 16 sigo insistiendo con el jefe del área comercial porque no había ninguna respuesta sobre la solución a la falla ya reportada, allí, recién recibo una llamada de mi ejecutivo para explicarme que el ya no podía hacer más nada, que todo estaba en manos del área técnica y que tal vez, el único que podía hacer algo es su jefe; eso, junto a otras cosas que conversé con él, me demostró en forma clara y sin lugar a duda alguna, que “entre el área comercial y el área técnica hay un aparente divorcio, que esa área técnica hace lo que quiere, cuando lo quiere, como lo quiere, en el tiempo que ellos quieran y cuando les da la gana, sin importar el perjuicio que puedan ocasionar al socio, usuario o cliente, inclusive a la misma cooperativa y por encima de cualquier requerimiento del área comercial”. Aquí también quedó demostrado que ser asociado en COTAS R.L., no significa absolutamente nada para todos ellos, mostrando una total falta de respeto a los propietarios reales de la institución.

Por fin la solución, con nefastas revelaciones de los técnicos:

Al sexto día de estar sin poder trabajar y lidiar con los pésimos servicios del wifi de ENTEL y Tigo para poder hacer algo de mi trabajo a un alto costo, comparando y compartiendo mis datos en esas dos telecomunicadoras, llegan a mi casa dos técnicos de COTAS R.L. para tratar de solucionar mi problema, ingresan a mi estudio, ponen el mismo dispositivo del anterior técnico que me visitó, salieron a la calle por unos 30 minutos, volvieron, revisaron el dispositivo y me dijeron “ya está y está con buenos parámetros”. Impresionado por la velocidad del tiempo que tardaron en repararlo, les pregunto: ¿cuál fue el problema para que sea tan rápida la reparación y porque no se pudo hacer eso antes?, a lo que me respondieron: Solo había un corte de la fibra pero que ya lo reparamos; sin embargo, enterados que había venido otro técnico, me aclaran que el tendría que haberlo reparado y que “tal vez por flojo no lo reparó, porque podía haberlo reparado sin ningún problema y que eso hacen solo para hacer boleta” (entendí que ganan su dinero por las boletas del servicio que atienden y al parecer, independientemente de que resuelvan o no las fallas técnicas de los servicios que tiene contratados los usuarios); eso, indudablemente me llenó de impotencia, rabia e indignación; por un lado, porque reparar la falla no era tan complicado que podían haberlo hecho rápidamente antes de 24 horas y dos, porque el técnico que el viernes 13 revisó la falla y la reportó para que otros la reparen, podía haber reparado esa falla a las 50 Hrs. del reporte, porque supuesta y simplemente “no le dio la gana de hacerlo y me dejó sin internet por seis días sin importarle mi perjuicio, con tal de ganar dinero por una boleta atendida”.

Solo por mi muchísima insistencia pude hacer que reparen mi servicio:

Algo que me queda absolutamente claro, es que sino insistía recurrentemente con el Jefe del área comercial que me atendió, tal vez el ineficiente área técnica podía tenerme un mes o más tiempo insistiendo que lo reparen la falla reportada, sin importar el daño y perjuicio que han inferido a nuestro medio de prensa virtual y eso me demuestra, que tristemente nuestra cooperativa “COTAS R.L., cayó con sus servicios a lo más profundo de la mediocridad” y que independientemente que quieran “supuestamente devolverme el pago por los días que estuve sin el servicio”, que religiosamente hago todos los meses y que nunca fallé ni en la cuarentena (el historial de pagos puede revelar eso), salvo por la penosa situación de que cuando uno quiere pagar en cajas del sistema financiero acreditado irónicamente señalan que “NO HAY SISTEMA DE COTAS” y por ello, una vez en toda la historia de mi relación con COTAS R.L., se me acumularon 3 facturas, porque al no encontrar sistema me olvidé que no había pagado; por ello, aclaro que “NO EXISTE FORMA DE QUE PUEDAN COMPENSAR EL DAÑO ECONÓMICO Y LABORAL CAUSADO por simples caprichos de funcionarios ineptos, inoperantes, incompetentes, patanes, sin compromiso con su trabajo ni con la empresa en la que trabajan”.

COTAS R.L. con deudas laborales acumuladas:

Según información que recibí durante todo este proceso, me indican que los funcionarios de COTAS R.L. tienen diversos atrasos en los pagos de sus salarios que van desde los 3 meses (los jefes) hasta casi un año (trabajadores de planta); sin embargo, COTAS R.L. religiosamente llama la madrugada el primer día de cada mes para recordarle al usuario que tiene facturas pendientes e independiente de esa situación, “LOS SOCIOS Y USUARIOS QUE ESTAMOS AL DÍA CON NUESTROS PAGOS NO TENEMOS PORQUE PAGAR POR LOS PROBLEMAS LABORALES QUE SE TIENEN DENTRO DE COTAS R.L.”.

Hay que recuperar nuestra cooperativa de un presunto plan siniestro que parece pretender liquidarla:

Como socio y como fundador del Comité de Defensa de Socios de COTAS R.L., creo firmemente que se hace necesario la retoma inmediata de la lucha por recuperar nuestra cooperativa, ya que de acuerdo a todos los últimos sucesos de corrupción y el pésimo servicio que ahora brinda, podemos presumir que “podría haber detrás de todo este bagaje de irregularidades, algún siniestro plan para liquidar nuestra cooperativa” y que los Consejos de Administración, Vigilancia y los ejecutivos de la institución, podrían estar siendo cómplices para consolidar ese plan; indudablemente, para su propio beneficio y tal vez en beneficio del régimen dictatorial actual, ya que es necesario recordar que COTAS R.L. siempre le estorbó al poder y la competencia, en especial a ENTEL y que por eso siempre fue blanco de ataques de los gobiernos andino centralistas; eso, tal vez respondería del porque la ATT, como ente regulador del sector, se desentiende de los ODECOS y reclamos públicos que los usuarios realizan con justa razón o en último caso, se deberán ajustar, adecuar o modernizar los sistemas de reclamos para que la ATT  pueda con prontitud, eficiencia y eficacia, conseguir que se resuelvan los problemas de los usuarios, despojándose primero de sus intereses políticos y otros que los mueven; en ese sentido, “queda claro que el usuario de los servicios, no solo de COTAS R.L.; sino, de todas las telecomunicadoras del país, están en completa indefensión ante todo esto que ilustro con mucha indignación y tristeza”.

COTAS R.L. podría estar perdiendo su patrimonio:

Una información extra oficial que recibimos, es que cotas ya perdió uno de sus edificios a favor del Banco Mercantil Santa Cruz (BMSC) y que otro también está en ese acelerado proceso, razón por cual están trasladando todo el sistema técnico y tecnológico a otra locación, esto querría decir que ese siniestro plan de presunta liquidación de nuestra cooperativa, ya está en marcha y avanzado en desmedro del patrimonio de los socios.

El fin de esta denuncia y las observaciones

Aclaro una vez más, que lo que pretendo con esta denuncia y sus observaciones, es recuperar la calidad de excelencia en los servicios que tenía la cooperativa telecomunicadora de los Cruceños, que antes de que caiga en manos de unos presuntos pillastrines, era el orgullo de todos sus socios, pero que a sus 63 años de vida institucional, se encuentra caminando aceleradamente a su exterminio.

Tenemos que recuperar COTAS R.L.:

Somos muchos ciudadanos y empresas cruceñas que tenemos invertido parte de nuestro patrimonio en COTAS R.L.; el cual, está en inminente peligro que se desaparezca y que encima de ello nos hagan responsable de que paguemos las cuantiosas deudas que viene adquiriendo la cooperativa sin que sepamos en absoluto a donde van destinados esos adeudos; por ello, propongo una vez más que reactivemos el Comité de Defensa u otra entidad para que nos